Wraps de falafel al horno con salsa tahini

Una de las ventajas de vivir en una gran cuidad es poder probar la gastronomía de todo el mundo sin coger un avión. Cuando llegué a Barcelona quedé alucinada por la cantidad de restaurantes japoneses, palestinos, griegos, etíopes, vietnamitas…Nunca había tenido a mi alcance una variedad culinaria tan ámplia. Así que empecé a recorrer todos los puestos exóticos y a enamorarme del street food de medio mundo. Tanto que, con el tiempo, he ido incorporando algunas de estas recetas a mi día a día, como este falafel al horno que ya es un must en casa.

Falafel al horno

Uno de mis puntos favoritos del centro de Barcelona es Maoz, un pequeño local donde sirven un falafel increíble. Crujiente, tierno por dentro, con un gran sabor a cilantro y perejil y un poco grasiento, lo sirven dentro de un pan de pita al que puedes añadirle tantos toppings como quieras. Es una pequeña delicia de la que puedes disfrutar mientras recorres las calles del Raval.

Pero hay días en que el antojo de falafel me pilla en casa, recogiendo o todavía en pijama. Y es en ese momento cuando pongo los garbanzos secos en remojo y ya empiezo a soñar con los wraps de falafel al horno que prepararé para cenar. Como suele pasar, la versión casera es mucho más ligera, enfocada en utilizar productos frescos y no procesados, pero con todo el saber del street food barcelonés.

Falafel al horno
Falafel al horno

Dentro de estos wraps, que suelen ser de espelta o sin gluten, intento combinar diferentes grupos de alimentos: añado aguacate con menta para obtener grasas saludables y un toque refrescante; potencio el sabor ácido con la cebolla encurtida, que ayuda a la digestión y es una fuente natural de probióticos; y nunca me olvido de utilizar como base una cuantas hojas verdes, por ejemplo lechuja, bien crujiente. Esta es, sin duda, mi versión favorita, pero cada uno puede personalizar sus wraps con lo que más le apetezca.

Pero lo mejor de este plato es que los garbanzos son una fuente de proteína completa de origen vegetal, es decir, nos aportan todos los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo necesita. Preparando nuestro propio falafel en casa nos aseguramos que no lleva ingredientes que no necesita, como conservantes, colorantes o potenciadores del sabor. Aunque pueda parecer laborioso, es muy sencillo y puede resultar incluso divertido. Lo único que debes recordar es poner en remojo los garbanzos con un poco de antelación.

Falafel al horno

Personalmente, me encanta cocinar el falafel al horno porque es muy ligero y más sano que el frito. Pero si lo prefieres, puedes calentar aceite de girasol en una sartén y cocinarlos hasta que estén dorados. ¡Quedará igual de delicioso!

¿Te animas a probar estos wraps de falafel al horno? Comparte tu versión con el hashtag #TheFussyEaters y cuéntame qué tal te ha salido. ¡Tus comentarios siempre serán bienvenidos!

5 de 1 voto
Imprimir

Wraps de falafel al horno con salsa tahini

El Street food más sano y delicioso hecho en casa
Plato Plato principal
Cocina Oriente Medio
Raciones 5 wraps
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

Para el falafel:

  • 300 gr de garbanzos secos
  • 80 gr de harina de maíz
  • 5 gr de levadura química
  • 1 cebolla morada
  • 1 diente de ajo
  • 1 manojo de cilantro fresco
  • 10 gr de comino
  • Sal al gusto
  • Una pizca de pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra

Para la cebolla encurtida

  • 1 cebolla morada
  • 1/2 cc de azúcar blanco
  • 1/2 cc de sal rosa del Himalaya
  • 3/4 de vinagre de arroz de sidra de manzana o de vino blanco
  • 1 diente de ajo
  • 5 granos de pimienta negra
  • 3 ramas de romero seco

Para la salsa de tahini

  • 1/4 de tahini blanco
  • 3 cs de zumo de limón
  • 1/8 cc de ajo en polvo
  • 1/2 cc de sal rosa del Himalaya
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • 4 cs de agua filtrada

Para el aguacate con menta

  • 1 aguacate
  • 1 manojo de menta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Zumo de 1/2 limón
  • Sal rosa del Himalaya

Para los wraps

  • Lechuga romana
  • Wraps de espelta integral o sin gluten

Elaboración paso a paso

Para el falafel

  1. Pon los garbanzos en remojo 24h horas como mínimo.
  2. Al día siguiente, escurre bien los garbanzos y sécalos con un paño de algodón para eliminar todo el agua posible.
  3. Introduce en el vaso del robot los garbanzos, el ajo, la harina de maíz, la cebolla morada, el cilantro y el comino. Tritura 10 segundos.
  4. Con la ayuda de una espátula, retira la mezcla de las paredes de la batidora y añade entre 2 y cs de aceite de oliva. Agrega también la levadura química y vuelve a triturar unos 10-10 segundos. Si ves que la mezcla está un poco seca y que es difícil forma bolas haciendo presión con las manos, añade 1-2 cs de aceite de oliva extras.
  5. Deja reposar la masa unos 30 minutos en la nevera, tapada con un paño de algodón.
  6. Una vez pasado este tiempo, precaliente el horno a 200º.
  7. Con las manos limpias, forma bolitas del tamaño de una nuez y aplástalas ligeramente con las palmas de la mano para darles forma de disco. Colócalas en una bandeja de horno y hornéalas durante 30-40 minutos o hasta que estén doradas. A media cocción dales la vuelta con la ayuda de una espátula para que se doren por ambas caras.
  8. Espera a que se enfríen antes de montar los wraps.

Para la cebolla encurtida

  1. Corta la cebolla morada por la mitad y luego en finas rodajas.
  2. Coloca la cebolla en un tarro de cristal y añade el ajo, pelado y partido por la mitad, el romero y los granos de pimienta. Cubre todos los ingredientes con el vinagre.
  3. Tapa y deja reposar un mínimo de 30 minutos antes de utilizarla. El sabor mejorará en unas cuantas horas, por lo que es perfecto prepararla con antelación.
  4. Puedes almacenarla en el frigorífico durante varias semanas, aunque es mejor consumirla durante la primera semana.

Para la salsa de tahini

  1. Coloca el tahini, el zumo de limón, el ajo en polvo, la sal y la pimienta en un bol pequeño y mézclalo.
  2. Añade el agua filtrada y sigue mezclando hasta conseguir la consistencia deseada.
  3. Si quieres hacer una versión picante, puedes añadir un poco de cayena.

Para el aguacate con menta

  1. Pela y corta el aguacate y colócalo en un bol.
  2. Lava y corta la menta bien pequeña y añádela al bol del aguacate.
  3. Añade una pizca de sal, el zumo de medio limón y alíñalo con aceite de oliva virgen extra.

Para montar los wraps

  1. Coloca una base de lechuga de tipo romana, lavada y cortada, en una tortita de espelta o sin trigo.
  2. Encima coloca el falafel, unos 4-5 medallones por persona.
  3. Añade el aguacate y la cebolla encurtida y aliña con la salsa de tahini.

Notas de la Receta

Esta receta es para preparar unas 25 unidades de falafel. Si no vas a consumirlas todas en el mismo momento, puedes conversarlas en el frigorífico durante 3-4 días. 

2 Comments


  1. Quina pinta!! i quines fotos!!!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aina Sebastià Martínez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios CDmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.