Pastel de chirivía con frosting de coco, piel de naranja y almendras tostadas

Un dulce perfecto para las meriendas de invierno
Plato Postre, Repostería
Cocina Contemporánea
Frosting 12 horas
Tiempo total 1 hora 15 minutos
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

Para el pastel:

  • 120 gr de harina de espelta integral
  • 90 gr de harina de almendras
  • 2 cc de levadura
  • 1 cc de canela
  • 1/2 cc de jengibre en polvo
  • 300 gr de chirivía rallada 2 chirivías grandes
  • 180 ml de aceite de oliva suave
  • 120 ml de miel cruda orgánica
  • 4 huevos orgánicos

Para el frosting:

  • 1 lata de leche de coco
  • 1 cs de miel cruda orgánica
  • Zumo y piel de media naranja
  • Puñado de avellanas tostadas

Elaboración paso a paso

Para el pastel:

  1. Pela, lava y ralla las chirivías. Si prefieres no encontrar restos de chirivía en el pastel, rállalas bien finas. Si te gusta notar su textura, puedes dejarlas más gruesas. Resérvalas.
  2. Precalienta el horno a 175 grados.
  3. Mezcla las harinas, la levadura y las especias en un bol pequeño y reserva.
  4. En un bol más grande bate los huevos hasta conseguir una textura espumosa y de color amarillento.
  5. Añade la miel y el aceite de oliva y sigue batiendo para que se integren.
  6. Agrega la chirivía rallada y la piel de una naranja y mezcla con la ayuda de una espátula de silicona. Hazlo con movimientos suaves para no eliminar el aire que has añadido batiendo los huevos.
  7. Incorpora las harinas y mezcla de nuevo.
  8. Unta un molde redondo con aceite de coco o aceite de oliva y vierte la masa del pastel.
  9. Hornéalo durante 45-50 minutos y comprueba que está listo con la ayuda de un cuchillo.

Para el frosting:

  1. La noche antes, coloca en la nevera y bocabajo la lata de leche de coco. El objetivo es separar la parte más densa de la más líquida, ya que para el frosting sólo utilizaremos la primera. Al día siguiente, abre la lata y retira la parte densa con la ayuda de una cuchara.
  2. Colócala en un bol y bátela con la ayuda de unas varillas. Al principio puede costarte un poco, pero sigue para conseguir una textura cremosa y uniforme.
  3. Cuando lleves 3 minutos (aprox) batiendo, añade la miel y sigue mezclando.
  4. Añade el zumo de media naranja poco a poco, batiendo para que se puede integrar en la mezcla progresivamente.
  5. Cuando esté listo, déjalo reposar en la nevera 20 minutos para que coja consistencia.
  6. Cuando el pastel esté listo, déjalo enfriar unos 20 minutos y cúbrelo con el frosting. Espárcelo con la ayuda de una espátula de silicona.
  7. Decora el pastel con avellanas tostadas peladas y partidas por la mitad y con piel de naranja recién rallada.

Notas de la Receta

Consérvalo en la nevera para que el frosting se mantenga firme. No todas las marcas de leche de coco tienen diferenciadas la parte más densa y la más líquida. La que utilizo habitualmente es la de supermercados Veritas.