Sopa fría de remolacha, eneldo y avena

Todavía tengo la sal pegada en la piel y el pelo húmedo mientras escribo. Los fines de semana de verano me parecen pequeñas vacaciones, con días largos y calurosos. El único contra es que, después de estar todo el día en el agua, no me apetece nada encender los fogones y ponerme a cocinar. Y pronto aburro las ensaladas-recurso que preparamos en un pis-pas para cenar y salir del paso. Por esto suelo tener siempre alguna crema o sopa fresquita en la nevera, lista para servir antes incluso de pasar por la ducha y quitarte la arena. Mi favorita de hoy es esta sopa fría de remolacha con eneldo.Sopa fría de remolacha, eneldo y avenaEsta sopa fría es una versión de la clásica crema de remolacha que hemos comido durante todo el invierno. Durante los meses fríos la preparamos con muchas especies, como canela o anís estrellado, pero en verano la preferimos con ingredientes refrescantes como el eneldo. Además, para hacerla cremosa, utilizo crema de avena, un preparado parecido a la crema de leche para cocinar pero 100% vegetal, con la avena como ingrediente base.  Mi favorita es la de la marca sueca Oatly, que podéis encontrar en los supermercados Veritas o BonPreu en Barcelona.

Como la calabaza, la remolacha es muy versátil, pudiéndose utilizar tanto en recetas dulces como saladas. Esta característica me atrae mucho a la hora de comprar, ya que me permite cambiar de opinión de camino a casa, soñando qué recetas prepararé para la próxima semana. Aún así, siempre intento mantener el sabor profundo, terrestre y auténtico de la remolacha, que envuelve cualquier combinación que se me ocurra.Sopa fría de remolacha, eneldo y avenaSopa fría de remolacha, eneldo y avena

A parte del potente color rosado que da este tubérculo a todos los platos, lo que más me gusta de la remolacha son sus beneficios. Su aporte en ácido fólico, potasio, fósforo y vitamina C la hace idónea para consumir todo el año, pero especialmente en verano por las muchas horas que pasamos expuestos al sol. De la misma manera, el eneldo también es rico en Vitamina C y posee propiedades digestivas.

Sopa fría de remolacha, eneldo y avena

Un sabor fresco e intenso para las noches de verano.

Plato Crema, Sopa, Sopa fría
Cocina Contemporánea
Tiempo total 1 hora 20 minutos
Raciones 4 raciones
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

  • 6 remolachas medianas
  • 1 cebolla roja
  • 1 puerro
  • 2 ajos
  • 1,5 L de agua filtrada
  • 250 ml de crema de avena para cocinar
  • Eneldo un puñado
  • Pistachos
  • sal y aceite de oliva

Elaboración paso a paso

  1. Trocea la cebolla y sofríela durante 15 minutos a fuego medio o hasta que esté blanda. Ve añadiendo agua cuando veas que está seca para rehidratarla y que no se queme.
  2. Añade los ajos picados pequeños y el puerro, cortado en rodajas, y sigue cocinando, mezclando con una cuchara de madera de vez en cuando.
  3. Pela las remolachas con un pelador de patatas, eliminando las puntas, y córtalas en trozos de un tamaño similar. Añade al fuego y mezcla de nuevo para integrar los sabores. Añade sal y deja cocer durante 10 minutos, tapando la cazuela parcialmente.
  4. Pasados 10-12 minutos, cuando todos los ingredientes se han impregnando de sabor, añade un litro de agua y sube el fuego a medio-alto. Debe llegar a hervir durante unos 5 minutos, después reduce el fuego a medio y deja cocer durante 40-50 minutos.
  5. Cuando lleve unos 30 minutos revisa el nivel de agua. Si se ha evaporado mucha cantidad, añade un cuarto de litro aproximadamente. Si, pasado los 50 minutos, se ha vuelto a reducir, puedes añadir el cuarto de litro restante.
  6. Una vez pasado el tiempo de cocción, retira del fuego y añade la crema de avena para cocinar. Reserva un poco para decorar antes de servir.
  7. Añade el eneldo y tritura la crema uno 10 minutos o hasta que quede fina, sin trozos de remolacha. Comprueba la sal mientras trituras y, si es necesario, corrige. También comprueba la intensidad del eneldo y añade más si quieres que tenga un sabor más dominante.
  8. Guarda en un bote de cristal en la nevera durante un par de horas para que esté fría.

Notas de la Receta

A la hora de servir, añade el resto de crema de avena para decorar, un poco de eneldo y unos pistachos salados que le darán un toque crujiente.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aina Sebastià Martínez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios CDmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.