Quiche de calabaza, cebolla caramelizada y queso feta

La calabaza es, sin duda, uno de mis ingredientes favoritos para todo tipo de platos. Es perfecta en su versión más dulce en pasteles y tartas y también en recetas saladas como cremas o quiches. Además, siempre está disponible en el mercado en una u otra variante, ya que algunas se cultivan en invierno y otras en verano.

Una de las variedades más común es la Calabaza Cacahuete o Butternut Squash para los anglosajones. Aunque es idónea para cremas y dulces, a mi me gusta utilizarla también en quiche por su intenso color naranja y por su carne tierna, fácil de cocinar. Es una calabaza de invierno que puede aguantar varios meses sin abrir, por eso se puede encontrar con facilidad hasta finales de primavera.

Ingredientes de la quiche de calabaza, cebolla caramelizada y queso feta

Las quiches son una forma rápida y sencilla de comer verduras y hortalizas entre semana. Suelo prepararlas el fin de semana, cuando aprovecho que tengo el horno encendido por algún pastel. A menudo se convierte en una manera de hacer limpieza de la nevera, donde se acumulan pequeños restos de otras recetas. En este caso, pero, es mi combinación favorita: calabaza, cebolla caramelizada, queso feta de oveja y cabra y un toque de romero.

Preparación de la quiche de calabaza, cebolla caramelizada y queso feta Quiche de calabaza, cebolla caramelizada y queso feta

La masa de esta receta es ligera gracias a la harina de espelta integral, lo que la hace fácil de digerir. El queso feta es de oveja y de cabra, haciendo la quiche apta para alérgicos a la proteína de vaca, y en el proceso de caramelizar la cebolla no se ha utilizado azúcar, consiguiendo el mismo resultado: una cebolla tierna, dulce y potente.

Quiche de calabaza, cebolla caramelizada y queso feta

¿Te animas a probarla? Comparte tu versión con el hashtag #TheFussyEaters y cuéntame qué tal te ha salido. ¡Tus comentarios siempre serán bienvenidos!

Quiche de calabaza, cebolla caramelizada y queso feta

Pastel salado de inspiración francesa con un twist healthy.

Plato Plato principal
Cocina Francesa
Tiempo total 1 hora 30 minutos
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

Masa

  • 250 gr de harina integral de espelta ecológica
  • 3 cucharada de aceite de oliva
  • 130 ml de agua
  • 1 pizca de sal

Relleno

  • 1 cebolla morada
  • 1/4 de calabaza tipo Cacahuete
  • Queso feta de cabra y oveja
  • 1 cup de leche de avena
  • 4 huevos medianos ecológicos si es posible
  • Sal, pimienta y nuez moscada
  • Romero
  • Aceite de oliva para freir

Elaboración paso a paso

Cebolla caramelizada

  1. Lo primero a preparar es la cebolla, ya que debe estar 1 hora cociendo a fuego bajo. Para ello, corta la cebolla en rodajas finas.
  2. Calienta aceite a fuego medio en una sartén y añade la cebolla cortada. A los 5 minutos, baja el fuego a medio-bajo y ve removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.
  3. Al cabo de 15 minutos añade un pellizco de sal y baja el fuego. La cebolla tardará en caramelizarse entre 45 minutos y una hora. Es muy importante no descuidarla para que no se queme e ir removiendo para que el proceso sea uniforme.

Masa

  1. Mientras, podemos preparar la masa. Para hacerlo, emplaza la harina en un bol amplio, haz un hueco poco profundo en el centro y vierte el aceite. Mezcla un poco con las manos y añade la sal.

  2. Añade el agua y amasa hasta que la mezlca no se quede pequeda en los dedos.
  3. Vuelve a colocar la masa en el bol, tápala con un paño y déjala reposar en la nevera unos 30 minutos.

Relleno

  1. Mientras la masa reposa y la cebolla carameliza, ralla la calabaza con un rallador fino.
  2. Calienta aceite en una sartén grande y saltea la calabaza hasta que esté tierna, entre 15 y 20 minutos dependiendo de la dureza de la hortaliza. Cuando esté lista resérvala a un lado.

Quiche

  1. Precaliente el horno a 150º.
  2. Pasados 30 minutos, retira la masa de la nevera y colócala entre dos papeles de horno. Amásala con un rodillo para obtener una forma redonda, un poco más grande que el molde de quiche. No te preocupes si los bordes no son perfectos, los arreglaremos más adelante.
  3. Con la ayuda del papel de horno transfiérela al molde y despégala con cuidado, retirando el papel sin prisa. Con los dedos ayuda a la masa a encajar y dale forma sin presionar demasiado. Si la masa sobrepasa los bordes del molde una vez colocada, córtala con la ayuda del rodillo. Utiliza la masa sobrante para los trozos menos gruesos o resérvala para hacer un flatbread.
  4. Pincha la masa con un tenedor y hornéala durante 15-20 para sellarla.
  5. En un bol pequeño, bate los huevos y añade la leche vegetal, la sal, la pimienta y la nuez moscada.
  6. Una vez la masa esté lista, coloca en primera lugar la calabaza y ordénala con los dedos. Añade la cebolla caramelizada y el queso feta a tu gusto. Decora con un poco de romero fresco.
  7. Añade la mezcla de los huevos y la leche por encima hasta cubrir los ingredientes.
  8. Hornea aproximadamente 30 minutos o hasta que el relleno esté dorado.
  9. Retira del horno y déjala enfriar antes de probarla, será más fácil desmoldarla.

Notas de la Receta

Acompáñala con un poco de ensalada para tener una comida completa ¡y a disfrutar!

One Comment

  1. Pingback: Frittata de acelgas con queso feta | The Fussy Eaters

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aina Sebastià Martínez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios CDmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.