Porridge horneado de remolacha y frambuesas

El desayuno siempre ha sido mi momento favorito del día. Cuando era pequeña, en el recreo mis compañeros se amontonaban alrededor de mi fiambrera, llena de frutos secos y frutas deshidratadas de todos los colores, como si fuera un tesoro. De más mayor, era la envidia de la clase por los panecitos caseros que preparaba mi madre para los bocadillos y que me comía a escondidas entre clase y clase. Ahora, los fines de semana aprovecho para inventar y preparar desayunos diferentes, como este porridge horneado con avena, remolacha y frambuesas.

Empecé a tomar avena el último año de la universidad cuando, debido al estrés de los exámenes, los trabajos y las prácticas, los niveles de colesterol se dispararon en mi analíticas. Fue también en ese momento cuando comencé a llevar una estilo de vida más saludable y unos de los primeros cambios fue incorporar el porridge en mi dieta. Al principio, sólo tomaba la avena hervida, acompañada de fruta fresca recién cortada y nueces, almendras o avellanas, pero más tarde me di cuenta de las infinitas posibilidades culinarias que ofrecía este cereal.

Porridge horneado

Una de ellas es el porridge horneado o Baked Oatmeal, como lo llaman los anglosajones. A diferencia de las gachas clásicas, este pastel se hornea en una sartén de hierro fundido, obteniendo una textura densa pero esponjosa. Los frutos secos y las semillas le dan un toque crujiente y al plátano lo hace cremoso y dulce. Puede prepararse con fruta de temporada, pero este con remolacha y frambuesas es mi favorito por su un color espectacular. Me encanta tomarlo el domingo por la mañana, casi recién salido del horno, con un yogur de búfala o un poco de kéfir y miel cruda orgánica. ¿Te animas?

Porridge horneado

¿Te animas a probarlos? Comparte tu versión con el hashtag #TheFussyEaters y cuéntame qué tal te ha salido. ¡Tus comentarios siempre serán bienvenidos!

Porridge horneado de avena, remolacha y frambuesas

Versión horneada del tradicional porridge, acompañado con remolacha y frambuesas.

Plato Desayuno, Postre
Cocina Mediterranea
Tiempo total 50 minutos
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

  • 2 cups de copos de avena
  • 2 cups de la leche vegetal sin azúcares añadidos
  • 2 plátanos maduros
  • 1 remolacha rallada
  • 1 banqueta de frambuesas
  • 1/4 cups de semillas de calabaza naturales
  • 1/4 cups de almendras laminadas o en palitos
  • 1/4 de nueces troceadas
  • 1/2 cc de cardamomo
  • 1/2 cc de canela
  • 1 cs de sirope de agave
  • 1 cs de esencia de vainilla
  • 1 cs de jengibre rallado
  • Una pizca de sal
  • Aceite de coco o de oliva para engrasar la sartén

Elaboración paso a paso

  1. Precalienta el horno a 180º y engrasa la sartén.
  2. Mezcla los copos de avena en un bol junto con la remolacha rallada, la sal, las canela, el cardamomo y el jengibre.
  3. En otro bol más pequeño, tritura los plátanos con la leche vegetal, el sirope de agave y la esencia de vainilla.
  4. Añade la masa líquida sobre la avena y mezcla hasta que los ingredientes queden completamente integrados.
  5. Vierte la mezcla en la sartén y hunde las frambuesas en la masa con los dedos. Añade los frutos secos como toppings.
  6. Hornea durante 30-40 minutos.
  7. Retira del horno y déjalo enfriar ligeramente.

Notas de la Receta

Puedes servirlo con yogur de coco, de avena o de soja, pero también está delicioso solo. ¡Y a disfrutar!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aina Sebastià Martínez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios CDmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.