Pastel judío de avellanas con coulis de fresas {1r aniversario}

Es increíble lo rápido que pasa el tiempo: hace un año publicaba mi primer post, entre dudas, ilusión y un poco de verguenza. Con los meses, este espacio se ha convertido en un diario compartido, en un rincón donde publicar las recetas que más me gustan y hablar sobre mis pasiones: la nutrición y la fotografía. Y aunque me siento satisfecha del trabajo hecho hasta ahora, me entusiasma pensar que todavía hay mucho por aprender y descubrir. Pero ante todo, hoy celebro que este proyecto empezó hace 365 días con un trozito de este esponjoso pastel judío de avellanas acompañado de coulis de fresas. La ocasión lo merece, ¿no crees?

pastel judío de avellanas

Casi por las mismas fechas, allá por el mes de abril del año pasado, rebuscando en una libreria de segunda mano, encontré un auténtico tesoro sobre la cocina judía. En aquel momento vivíamos en un pequeño apartamento abarrotado con todas nuestras cosas, amontonadas hasta el techo, y con poco margen de almacenamiento. Pero, decidida a llevarme esa joya conmigo a toda costa, puse mi mejor cara de pena y por poco más de 2€ me lo llevé abrazado con fuerza contra el pecho, como si fuera a perderlo antes de llegar al portal.

Los que más me conocen saben que tengo una curiosidad infinita y poco racional por todo aquello relacionado con el judaísmo y su cultura. Me interesan sus festividades como el Purim o Hannuka, sus tradiciones como el Sábbat y especialmente sus mejores aportaciones a la gastronomía: la shakshuka, la baklava y la challah. Delicias que encontré en el libro de Judy Jackson The Jewish Cookbook, desaprovechado en una librería de viejo, donde la autora acompaña las recetas con anotaciones sobre el significado cultural o religioso de cada alimento o proceso culinario.

Pero de entre todas sus páginas, la que más me llamó la atenció fue la del Hazelnut Sponge Cake. Un pastel esponjoso gracias a las claras a punto de nieve, sin harinas ni lácteos y posiblemente muy popular en la península durante la Edad de Oro. De origen árabe, existen tantas versiones de esta plava como famílias sefardís hay en el mundo, pero la de Judy Jackson es especialmente fácil y deliciosa. Acompañado con un coulis de fresas o frutos rojos, es el postre perfecto para la Pésaj, la festividad judía que conmemora la liberación del pueblo hebreo de la esclavitud de Egipto. O para celebrar el primer aniversario de un blog, ¿no?

pastel judío de avellanas

¿Te animas a probar este pastel judío de avellanas con coulis de fresa? Comparte tu versión con el hashtag #TheFussyEaters y cuéntame qué tal te ha salido. ¡Tus comentarios siempre serán bienvenidos!

Pastel esponjoso de avellanas con coulis de fresas

Una receta tradicional judía para celebrar
Plato Postre, Repostería
Cocina Judía, Sefardí
Tiempo de preparación 20 minutos
Tiempo de cocción 40 minutos
Tiempo total 1 hora
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

Para el pastel de avellanas:

  • 6 huevos yemas y claras por separado
  • 110 gr de azúcar de coco
  • 1 limón de origen orgánico piel y zumo
  • 175 gr de avellanas en polvo
  • 25 gr de harina de maíz
  • Aceite de oliva o de coco para engrasar el molde

Para el coulis de fresas:

  • 125 gr de fresas
  • 2 cs de azúcar de coco
  • 20 ml de agua filtrada

Elaboración paso a paso

Para el pastel:

  1. Separa las claras y las yemas de los huevos en dos recipientes diferentes.
  2. En el bol de las yemas, añade el azúcar de coco y bate con unas varillas hasta que los dos ingredientes se integren y apenas se note la textura del azúcar.
  3. Añade el zumo y la piel del limón, evitando que caigan pepitas en la mezcla, y remueve con una lengua de silicona.
  4. Limpia las varillas y bate las claras de huevo hasta que estén a punto de nieve, sólidas y blancas. Sabrás que están listas cuando, inclinando ligeramente el bol, no se desplacen.
  5. Enciende el horno a 180 grados.
  6. Añade un cuarto de las claras a punto de nieve en el bol de las yemas y remueve con cuidado para que no pierdan volumen.
  7. Agrega las avellanas en polvo, la harina de maíz y el resto de claras con suavidad, removiendo con gestos circulares del fondo del bol hacia arriba.
  8. Engrasa un molde circular de 25 cm con aceite de oliva o de coco. Asegúrate que está bien engrasado, pues este pastel se pega con facilidad.
  9. Vuelca la masa en el molde y hornea durante 35-40 minutos o hasta que el centro del paste esté hecho. Lo sabrás cuando, introduciendo un bastoncillo o cuchillo, este salga limpio.

Para el coulis de fresas:

  1. En un cazo pequeño cocina las fresas, lavadas y cortadas, el azúcar de coco y el agua a fuego lento. Debes cocerlo hasta que las fresas se deshagan.
  2. Si quieres un resultado sedoso tritúralo con la ayuda de un túrmix o una procesadora pequeña.

Notas de la Receta

Sirve una porción de pastel encima de un poco de coulis y acompañado de fruta fresca. La receta original utiliza matzo en vez de harina de maíz, pero cualquier harina ligera sin gluten puede funcionar en esta receta. En el libro de Judy Jackson también se sirve con una salsa de vainilla, pero es un postre más ligero sin ella.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aina Sebastià Martínez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios CDmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.