Panna cotta vegana de piña colada

Uno de mis propósitos para el año 2019 es incorporar más algas en nuestra alimentación por su multitud de beneficios: nos ayudan a digerir mejor, a depurar el organismo y a evitar la anemia. Con este objetivo en mente, he comprado un cargamento entero de algas Nori y Dulce para añadir a las cremas de verduras y a los estofados, y algunos sobres de agar agar para postres y dulces. Esta facilísima y deliciosa panna cotta vegana de piña colada ha sido mi primer experimento con este ingrediente ¡y os aseguro que no será el último!

panna cotta vegana

¿Qué es el agar agar?

Para ser más rigurosos, el agar agar no es exactamente una alga, sino un polisacárido que se obtiene de la pared celular de varias algas. Fue descubierto en Japón y se extendió por todo Extremo Oriente, donde su poder gelificante es muy valorado especialmente en la repostería. En la actualidad, gracias a su capacidad de gelificar líquidos a temperatura ambiente, a su sabor neutro y a su bajo aporte calórico, este ingrediente casi mágico se está popularizando en todo el mundo. 

En la repostería vegana, el agar agar es el aliado perfecto, ya que permite sustituir las gelatinas de origen animal y conseguir resultados muy parecidos. Un buen ejemplo es esta exquisita panna cotta vegana, un clásico italiano exportado desde la región del Piamonte. En esta receta, el agar agar ha sido clave para conseguir una textura viscosa, suave y jugosa como la original pero sin utilizar ingredientes de origen animal. Además, esta panna cotta vegana es más sana que la tradicional, ya que se sustituye la crema de leche y el azúcar blanco por leche de coco y sirope de agave. 

Panna cotta vegana

Una panna cotta tropical

Pero ¿qué seria de una panna cotta sin un poco de fruta? En la mayoría de las recetas se acompaña este postre con mermelada de frutos rojos, que combina perfectamente con una base elaborada con leche de vaca. Pero al utilizar leche de coco, esta versión vegana pedía a gritos algo más tropical y atrevido. Inspirándome en un clásico cóctel muy popular, he preferido añadirle una capa de piña especiada con anís estrellado y canela. Una forma diferente de tomar un refrescante piña colada, ¿no crees?

¿Te animas a probar esta panna cotta vegana con piña colada? Comparte tu versión con el hashtag #TheFussyEaters y cuéntame qué tal te ha salido. ¡Tus comentarios siempre serán bienvenidos!

Panna cotta vegana de piña colada

Un postre vegano refrescante y tropical
Plato Postre
Cocina Vegana
Tiempo de preparación 10 minutos
Tiempo de cocción 30 minutos
Frigorífico 1 hora
Tiempo total 40 minutos
Raciones 4 vasitos
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

  • 400 ml de Leche de coco
  • 3 cs de sirope de agave
  • 120 ml de agua caliente
  • 2 cc de agar agar
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 1 cc extracto de vainilla
  • 780 gr de piña 3/4 de una piña de 1 kg aprox
  • 2 anises estrellados
  • 1 rama de canela
  • 1 cc de canela en polvo
  • 120 ml leche de avena

Elaboración paso a paso

  1. En un cazo mediano a fuego medio-bajo combina la leche de coco, las semillas de la vaina de vainilla, 1 cc de extracto de vainilla y 2 cucharadas soperas de sirope de agave. Caliéntalo poco a poco, removiendo ocasionalmente, hasta que la mezcla empiece a burbujear.

  2. Calienta 60 ml de agua, vuelca en un cuenco y añade 1 cc de agar agar. Remueve hasta que se mezclen por completo y no haya grumos.

  3. Añade la mezcla del agar agar al cazo y mezcla para que combine. Sube un poco el fuego y llévalo lentamente a ebullición. Debe hacerse sin prisa, si ves que el fuego va demasiado rápido reduce la temperatura. Remueve durante 3-4 minutos hasta que la mezcla se vuelta más densa.

  4. Retira de fuego y vuélcalo en el recipiente o molde que quieras utilizar. Si quieres hacer formas con la panna cotta, inclina el vaso con la ayuda de un soporte, como un molde más pequeño o un cuenco. Sino, puedes hacer capas en posición horizontal. 

  5. Una vez volcado en los vasitos, déjalo enfriar en el frigorífico un mínimo de 30 minutos. Si has utilizado un cuenco, no cambies el vasito de posición, enfríalo inclinado.

  6. Mientras, puedes preparar la mezcla de la piña. Pelala y cortala en trozos pequeños, de 1 x 1r cm aproximadamente. 

  7. Coloca la piña en un cazo con dos anses estrellado y la canela en rama. Tápalo y cocínalo a fuego medio-bajo durante 20-30 minutos, hasta que la mezcla empiece a desmenuzarse. Mezcla de vez en cuando para que no se pegue al culo del cazo. 

  8. Retira las especias, añade la canela en polvo, la leche de avena, una cucharada sopera de sirope de agave y, con la ayuda de un túrmix, tritura la mezcla.

  9. Calienta los 60 ml de agua restante y disuelve otra cucharita de café de agar agar como has hecho para la preparación anterior. Vuelca la mezcla al cazo y remueve hasta que espese, otros 3-4 minutos.

  10. Retira del fuego, saca los vasitos de la nevera y comprueba que la textura es consistente y que no se desplaza al mover el vasito. Inclina los vasitos en la otra dirección si quieres darle forma a la panna cotta y vierte la mezcla de piña. Deja enfriar de nuevo 30 minutos.

Notas de la Receta

Decora estas panna cottas con un poco de piña natural, copos de coco deshidratado y un poco de menta. Guardálos en la nevera y consúmelos antes de 48h.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aina Sebastià Martínez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios CDmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.