Mermeladas de verano: fresas con cardamomo y melocotones asados con canela

El domingo no es festivo si no tomo mis tostadas para desayunar. De pan de centeno, de quinua o de mil cereales, tuesto las rebanadas para que queden bien crujientes y las unto hasta rebosar con mermelada. Tengo devoción extrema por la de fresa y la de melocotón, dos frutas de verano que disfruto tanto como puedo durante los meses de calor. ¿Y durante el año? Preparo botes al vacío y los almaceno para los domingos más fríos.

Mermeladas de verano

Hay muchísimas marcas de mermelada en los supermercados, pero hace tiempo decidí optar por producciones más pequeñas y naturales. Teniendo en cuenta mi intolerancia a la fructosa y al sorbitol y el deseo de reducir el consumo de azúcar refinado, la mejor opción ha resultado ser hacerla en casa. De esta manera me aseguro que el contenido es 100% fruta y sólo utilizo endulzantes naturales, como la miel o la estevia. El sabor es mucho más auténtico y potente, con un dulzor natural y nada empalagoso. Además me permite añadir diferentes especias según el momento del año para dar rienda suelta a la imaginación.

mermeladaMermeladas de verano

Esta vez he optado por probar algo distinto: a pesar del calor he encendido el horno para asar los melocotones. Sin quitarles la piel y con el fuego fuerte, para que perdieran todo el agua y quedase su aroma. Porque oler la piel del melocotón es transportarte a esa puesta de sol en la playa, comiendo fruta con el pelo mojado y la piel salada. En cuanto a las fresas, necesitabas hacerlas más frescas, cítricas sin que fueran ácidas para que resultaran refrescantes. Por eso las he combinado con cardamomo, recordándome a los famosos bollitos suecos en cada tostada. ¿Y para conseguir la textura sedosa a la que estamos acostumbrados? Semillas de chía.

No sólo son deliciosas en tostadas, estas mermeladas son perfectas para mezclar con yogur, como relleno para muffins o dentro de una crepe recién hecho. Puedes envasarlas al vacío o mantenerlas en la nevera en un bote cerrado herméticamente durante unos 10 días.

¿Te animas a probarlas? Comparte tu versión con el hashtag #TheFussyEaters y cuéntame qué tal te ha salido. ¡Tus comentarios siempre serán bienvenidos!

Mermelada de melocotones asados


Plato Repostería
Cocina Contemporánea
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

  • 1,5 kg de melocotones de viña
  • 1 cs de canela molida
  • 4 cs de agua

Elaboración paso a paso

  1. Precalienta el horno a 200 grados.
  2. Lava los melocotones y córtalos a cuartos, aprovechando al máximo toda la carne de la fruta. Intenta que todos los trozos tengan un tamaño similar para que la cocción sea uniforme.
  3. Coloca los melocotones en una bandeja, cubierta con papel de horno, y hornea durante 50 minutos o hasta que estén tiernos.
  4. Déjalos enfriar antes de triturarlos con una procesadora o un turmix. Antes, añade la canela a la mezcla. Si ves que la textura queda muy densa, añade más agua hasta conseguir la fluidez que desees. Simplemente añade poco a poco, triturando cada 2 cucharada, para que se integre el agua y no quede demasiado líquida.

Notas de la Receta

Almacena la mermelada en la nevera en botes herméticos durante un máximo de 10 días.

Mermelada de fresas con cardamomo

Plato Repostería
Cocina Contemporánea
Tiempo total 1 hora 30 minutos
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

  • 500 gr fresas de montaña
  • 4 cs cucharadas de sirope de agave
  • 1/2 cc de cardamomo
  • 1 cs de semillas de chia

Elaboración paso a paso

  1. Lava y corta las fresas en octavos del mismo tamaño.
  2. Colócalas en un cazo y cuece 20 min a fuego medio-bajo, removiendo a menudo.
  3. Incorpora el sirope de agave y el cardamomo y cuece 20 minutos más, sin dejar de remover de vez en cuando. Las fresas no deben pegarse, sino ir soltando su jugo para crear una especia de caramelo burbujeante.

  4. Añade las semillas de chia y cuece 5 minutos más, solo para integrarlas al resto de los ingredientes.
  5. Deja enfriar las fresas completamente antes de triturarlas con una procesadora o un turmix.

Notas de la Receta

Almacena la mermelada en la nevera en botes herméticos durante un máximo de 10 días.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aina Sebastià Martínez.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios CDmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.thefussyeaters.com/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.