Helado vegano de plátano, cacao y cacahuetes

Cuando era pequeña solíamos veranear en un pequeño pueblo de playa cerca de Tarragona. Muchas noches, después de cenar, corría por las callejuelas hasta la plaza, dónde me compraba enormes tarrinas de helado. De esto hace ya más de veinte años, pero mi obsesión por los helados no ha cambiado nada. La única diferencia es que ahora me los preparo en casa y los personalizo a mi antojo, como este helado vegano de plátano, cacao y cacahuetes.

Helado vegano

Para prepararlos utilizo como base el plátano, una fruta que compro cada semana y que siempre madura antes que tenga tiempo a acabarme todo el racimo. Es entonces cuando los pelo, los corto a rodajas y los congelo en un recipiente hermético, esperando el momento para poder preparar un delicioso helado vegano (aunque sea Febrero).

Son muchos los que creen que los helados veganos son insípidos y aguados, pero se equivocan. Esta receta es un ejemplo claro de la cremosidad y el sabor que se puede conseguir utilizando solo ingredientes de origen vegetal. ¿El secreto? La textura densa y espesa de la crema de cacahuete.

Helado vegano

Una opción más saludable

Los cacahuetes, además, aportan a esta receta antioxidantes y grasas insaturadas (del mismo tipo que las del aceite de oliva). A diferencia de las saturadas que contienen los helados lácteos, las grasas de este helado vegano no contribuyen a aumentar el colesterol. Esto no significa que puedas darte un atracón cada día, pero si lo convierten en una opción mucho más saludable.

Y no podía faltar el toque de chocolate. La combinación de plátano, crema de cacahuetes casera y chocolate negro suele ser un snack delicioso y muy fácil de preparar para antes de entrenar. Reconvertido en helado vegano, he optado por añadir un poco de cacao en polvo, sin azúcares añadidos ni grasas. Le aporta personalidad y sabor, y lo convierte en una auténtica golosina. ¿El colofón? Unas avellanas troceadas por encima para que cruja a cada bocado.

Helado vegano

¿Te animas a probar este helado vegano de plátano, cacao y cacahuetes? Comparte tu versión con el hashtag #TheFussyEaters y cuéntame qué tal te ha salido. ¡Tus comentarios siempre serán bienvenidos!

Helado de plátano, cacao y cacahuetes

Un postre vegano muy cremoso y crujiente
Plato Postre
Cocina Vegana
Tiempo de preparación 30 minutos
Congelador 1 día
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

Para el helado:

  • 650 gr de plátano congelado 5-6 plátanos maduros
  • 3 cs de mantequilla de cacahuetes casera
  • 100 gr de cacao en polvo desgrasado y sin azúcar añadido
  • Avellanas tostadas troceadas opcional

Para la mantequilla de cacahuetes casera:

  • Cacahuetes crudos
  • Sal rosa del Himalaya

Elaboración paso a paso

Para el plátano congelado:

  1. Pela y corta en rodajas los plátanos maduros. Colócalos en un recipiente hermético y congélalos.

Para la mantequilla de cachuete casera:

  1. Coloca los cacahuetes crudos en una bandeja de horno y hornea durante 15 minutos a 180 grados, vigilando que no se tuesten demasiado.
  2. Retira del horno y deja enfriar.
  3. Una vez fríos, colócalos en una procesadora de comida potente y tritura hasta tener una textura cremosa. Aproximadamente unos 5-7 minutos. A medio proceso añade la sal. Cuando creas que ya está lista, tritura un par de minutos más para tener una textura sedosa y sin tropezones.

Para el helado:

  1. En una procesadora de comida potente tritura el plátano congelado. Si tu procesadora es pequeña o no tiene mucha potencia, no lo tritures todo a la vez: ve añadiendo poco a poco y removiendo con una cuchara para ayudar la mezcla a tener una textura uniforme.
  2. Añade la mantequilla de cacahuete y tritura de nuevo. Ayúdate con una cuchara para remover la mezcla de abajo hacia arriba y que la mantequilla se reparta homogéneamente.
  3. Agrega el cacao en polvo previamente colado para evitar grumos. Vuelve a triturar y a remover con una cuchara para que se integre totalmente.
  4. Vierte la masa en un molde de plum cake.
  5. Si quieres, puedes añadirle un toque crujiente añadiendo avellanas trituradas o cualquier otro fruto seco por encima. Puedes triturarlas en la misma procesadora, una vez limpia y seca. Añádelas por encima y envuelve con papel film.

  6. Congélalo un mínimo de 2h y sirve bien frio.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aina Sebastià Martínez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios CDmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.