Focaccia vegana de calabacín, tomate y albahaca

Aunque a muchos les pueda sorprender, la comunidad extranjera más numerosa en Barcelona es la italiana. De ahí que la ciudad esté llena de trattorias, pizzerías, restaurantes especializados en pasta fresca, puestos de pizza al corte y de gelato. Algunos pasan más desapercibidos que otros, como por ejemplo el local donde sirven esta increíble focaccia vegana: situado en el corazón del barrio de Gràcia, es el lugar perfecto para almorzar entre semana, quedarse charlando en su terraza y cerrar la comida con un poco de su tiramisú casero.

Focaccia vegana

Cuando probé esta focaccia vegana en Nabucco Tiramisu supe que tenía que reproducir la receta en casa. Me sorprendió por ser un bocadillo sencillo pero con mucho sabor, con todos los matices propios de la gastronomía italiana: las diferentes texturas del tomate y el aderezo de aceite de oliva y albahaca, que lo convertían en un paseo imaginario por las callejuelas del Trastevere.

Un pan griego adoptado por los romanos

Pero no soy la primera en tener un flechazo con la focaccia: se sospecha que su origen es griego, que los romanos se la llevaron a Italia y no solo la copiaron, sino que la transformaron en pizza, haciendo más delgada su masa y añadiendo más ingredientes, como el tomate fresco y el queso. A pesar de todo este trajín, que empezó en el siglo III, hay algo que no ha cambiado en esta receta: la miga tierna, la costra crujiente y el exquisito sabor a aceite de oliva.

Si bien siempre lo había tomado como acompañamiento, este pan plano es perfecto para preparar bocadillos. Parte de su éxito de debe a la simplicidad de sus ingredientes y de su preparación que, aunque requiere un poco de paciencia, es mucho más sencilla que la de un pan normal. Aunque puede rellenarse con cualquier combinación (se me ocurren media docena en menos de 5 segundos), creo que esta es y será una de mis favoritas.

Focaccia vegana
Focaccia vegana

Si no sabes dónde comprar harina de fuerza para preparar este pan aceitoso, puedes recurrir a tu panadero (así sabrás de paso qué tan artesano es el pan que compras). Y, si estás en Barcelona, puedes acercarte a la tienda Parami, donde encontrarás infinidad de productos de panadería y repostería.

¿Te animas a probar esta focaccia vegana de calabacín, tomate y albahaca? Comparte tu versión con el hashtag #TheFussyEaters y cuéntame qué tal te ha salido. ¡Tus comentarios siempre serán bienvenidos!

Focaccia vegana de calabacín, tomate y albahaca

Un bocadillo con intenso sabor a aceite de oliva y romero.
Plato Plato principal
Cocina Italiana
Tiempo de preparación 1 hora
Levado 1 hora 30 minutos
Raciones 4 bocadillos
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

Para la focaccia

  • 150 gr de harina de trigo de fuerza
  • 100 gr de harina de espelta integral ecológica si es posible
  • 25 gr de levadura fresca
  • 2 cs de aceite de oliva virgen extra + para embadurnar
  • 1 cc de sal rosa del Himalaya
  • sal Maldon
  • Ramas de romero seco o fresco

Para los bocadillos

  • 2 calabacines
  • 1 tomate rosa
  • 5 tomates secos en aceite
  • Un puñado de albahaca de cultivo ecológico
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra

Elaboración paso a paso

Para la focaccia

  1. Un bol grande, mezcla la harina de fuerza con la harina de espelta.
  2. En un bol pequeño, deshaz la levadura con los dedos, añade una cucharada de la mezcla de las harinas y un chorrito de agua templada y mezcla con una cuchara de madera. Deja fermentar durante 10 minutos.
  3. Pasado este tiempo, añade sal a la mezcla de harinas y remueve.
  4. Agrega aceite y empieza a mezclar con los dedos.
  5. Añade la levadura del bol pequeño y sigue amasando.
  6. Ve agregando agua poco a poco hasta obtener una masa homogénea. Puedes amasarla en la encimera para acabar de obtener una textura elástica y uniforme.
  7. Unta con aceite el bol grande, coloca la masa, tápala con un paño de algodón seco y limpio y déjala reposar durante una hora más o menos en un lugar sin corrientes de aire.
  8. Pasada una hora la masa habrá aumentado de volumen. Prepara una superficie limpia para trabajarla, amásala un par de minutos para que recupere elasticidad y estírala con la ayuda de un rodillo.
  9. Colócala en una bandeja de horno, rocía con aceite de oliva y deja levar unos 30 minutos más, hasta que doble el volumen.
  10. Al cabo de media hora, marca los dedos en la superficie de la focaccia, reparte por encima el romero y hornea durante 25-30 minutos a unos 200 grados.
  11. Cuando la focaccia esté lista, vuelve a rociarla con un corrito de aceite y añádele sal Maldon.

Para los bocadillos

  1. Mientras horneas la focaccia, lava y corta los calabacines en finas rodajas, todas del mismo grosor.
  2. Colócala en una bandeja de horno y riégalas con un poco de aceite de oliva virgen extra y sal rosa.
  3. Aprovecha que el horno está caliente para asar los calabacines durante 10-15 minutos a 180 grados.
  4. Lava y corta el tomate rosa en finas láminas y corta finamente los tomates secos hasta que tengan textura de puré.
  5. Con la ayuda de una procesadora o un túrmix, tritura la albahaca con el aceite de oliva virgen extra y un poco de sal rosa.
  6. Cuando la focaccia esté templada, córtala con un cuchillo de pan horizontalmente.
  7. Añade una primera capa de calabacín horneado, otra de tomate rosa en láminas y una última de tomates secos. Rocía todo con aceite de albahaca.
  8. Corta en 4 porciones y acompaña con un poco de ensalada.

Notas de la Receta

Esta focaccia está deliciosa acaba de hornear o al cabo de pocas horas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aina Sebastià Martínez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios CDmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.