Energy balls de avellanas, cáñamo y cacao

Cuando mi profesora de inglés me preguntó si soñaba despierta (“Aina, how often do you daydream?”) no pude evitar ser sincera (“the whole day!”). Y es que me paso el día fantaseando con comida: salivando con recetas de Instagram, imaginando combinaciones de ingredientes que apunto en cualquier post-it de la oficina o devorando mentalmente los tuppers que me preparo para comer. Por eso, cuando me preguntó por el contenido de mis sueños diurnos, casi le grité que me estaba volviendo loca pensando en mis energy balls de avellanas, cáñamo y cacao. Tan pequeñas y tan deliciosas que me habían hecho perder la cabeza por completo.

Energy balls

Y es que si mi profesora supiera lo fáciles que son de preparar…estoy segura que ¡ella también se enamoraría! Necesitas sólo 6 ingredientes para prepararlas, están listas en 5 minutos y se conservan en la nevera durante una semana aproximadamente (si no te las comes todas de una sentada, claro). Son el snack perfecto para satisfacer los antojos de entre horas o para recargar las pilas con una buena dosis de energía.

Energy balls sin dátiles

¿Por qué mi receta me gusta tanto? La mayoría de las energy balls contienen dátiles, un fruto con mucha fructosa, un azúcar que mi sistema digestivo no absorbe correctamente. En estas bolitas, el único endulzante utilizado es el sirope de agave que, aunque también contiene fructosa, al ser más dulce requiere de menos cantidad. De esta manera, puedo disfrutar de estos pequeños bocados de avellanas, cáñamo y cacao sin preocuparme por encontrarme mal unos minutos más tarde.

Aún así, el mérito no es 100% mío. Hace algunas semanas, mientras esperaba para mis clases de inglés de los viernes, me comí una exquisita galleta vegana de KookieCat. Me gustó tanto que anoté los ingredientes mentalmente e intenté reproducirlas en casa al día siguiente. Pero fue un fracaso: la masa no tenía ninguna consistencia y era imposible formar galletas. La abandoné en la nevera, sin querer perder completamente la esperanza, porque el sabor era tan delicioso que me la hubiera comido a cucharadas. Pero suerte no lo hice porque al cabo de un par de horas formé estas bolitas, las rebocé con cacao y ¡voilà! nacieron mis propias energy balls.

Energy balls

Bocados llenos de beneficios

Estas energy balls de avellanas, cáñamo y cacao no contienen azúcares refinados, harinas o lácteos. Son veganas, están llenas de carbohidratos de lenta absorción y de grasas saludables. Contienen cáñamo, una fuente de proteína completa beneficiosa para el sistema cardiovascular y el inmunitario. Para colmo, su sabor recuerda al clásico Ferrer Rocher: tostado y chocolateado.

¿Te animas a probar estas energy balls de avellanas, cáñamo y cacao? Comparte tu versión con el hashtag #TheFussyEaters y cuéntame qué tal te ha salido. ¡Tus comentarios siempre serán bienvenidos!

Energy balls de avellanas, cáñamo y cacao

Unas deliciosas energy balls sin dátiles y llenas de proteína vegana

Plato Merienda, Snack
Cocina Vegana
Tiempo de preparación 5 minutos
Frigorífico 30 minutos
Tiempo total 35 minutos
Raciones 16 energy balls
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

  • 100 gr de copos de avena
  • 100 gr de avellanas tostadas
  • 2 cs de semillas de cañamo
  • 2 cs de cacao en polvo desgrasado y sin azúcar
  • 1,5 cs de sirope de agave
  • 40 gr de aceite de coco
  • Una pizca de sal rosa del Himalaya

Elaboración paso a paso

  1. En una procesadora potente, tritura los copos de avena hasta conseguir una textura harinosa. Reserva en un bol.

  2. En la misma procesadora, tritura las avellanas hasta convertirlas también en harina. Añádelas al bol de la avena y mezcla.

  3. Derrite el aceite de coco en el microondas en intervalos de 30 segundos y a baja potencia para no quemarlo.

  4. Mientras, añade las semillas de cáñamo, el cacao y la pizca de sal al bol y mezcla.

  5. Agrega el aceite de coco derretido y el sirope de agave. Mezcla con las manos hasta conseguir una masa homogénea y húmeda. Todos lo ingredientes deben quedar perfectamente integrados.

  6. Deja reposar la masa un mínimo de 30 minutos en la nevera para que endurezca y puedas formar las bolitas.

  7. Pasado ese tiempo, divide la masa en 16 bolas y dales forma con la palma de las manos. Si quieres, puedes rebozarlas con un poco de cacao en polvo.

Notas de la Receta

Almacena en el frigorífico durante un máximo de 5 días. Evita dejarlas a temperatura ambiente o perderán consistencia y se volverán aceitosas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aina Sebastià Martínez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios CDmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.