Dhal de lentejas rojas con brócoli asado y tofu

Este ha sido el peor inicio de año de mi vida: en este útlimo mes he estado enferma con anginas, sinusitis, catarro, gripe y bronquitis. El termómetro, el ibuprofeno y los pañuelos se han convertido en mis mejores amigos. Teniendo en cuenta este (desolador) panorama, la cocina ha quedado relegada a un segundo plano y alimentarse se ha convetido en una mera necesidad biológica. Por eso he intentado cocinar platos sencillos, nutritivos y que me ayudaran a recuperarme lo antes posibles. Por eso no te estrañará que este dhal de lentejas rojas, caliente y reconfortante, se haya convertido en un imprescindible, ¿verdad?

Jengibre, cúrcuma y ajo son los ingredientes que convierten este dhal de lentejas en una comida interesante para el sistema inmunológico. Si todavía me quedan algunas defensas en mi organismo, espero que sepan aprovechar sus beneficios. El jengibre, por ejemplo, es conocido por su acción antiséptica (reducción de las infecciones) y por ayudar en la eliminación de toxinas del hígado, ideal cuando tomas 4 ibuprofenos diarios por prescripción médica. De la misma manera, la cúrcuma ayuda a descongestionar el hígado y es un potente antiinflamatorio.

¿Y qué hay del ajo? Es rico en vitaminas B1, B2, B6 y C y en minerales como el hierro, el azufre, el yodo o el manganeso. Ayuda a combatir las infecciones respiratorias como la gripe y el resfriado, fluidifica las mucosas y estimula el sistema inmunitario, de gran ayuda en caso de sinusitis. La mejor manera de beneficiarse de todas estas ventajas es consumirlo crudo, ya que si se cocina se reduce su efecto. Aún así, la forma más práctica de consumirlo para mi es incorporándolo en sopas, cremas o guisos en grandes cantidades (1 ajo por ración).

Dhal de lentejas
Dhal de lentejas

Pero lo mejor de esta sopa de lentejas es que es muy rápida de preparar, muy sabrosa, llena de sabor y de matices (que podrás apreciar si el costipado te lo permite ) e increíblemente reconfortante. Puedes tomarla sola, pero a mi me gusta darle un toque crujiente añadiendo brócoli asado y redondear la receta con tofu ahumado para tener nuestra dosis de proteína.

¿Te animas a probarla? Comparte tu versión con el hashtag #TheFussyEaters y cuéntame qué tal te ha salido. ¡Tus comentarios siempre serán bienvenidos!

5 de 1 voto
Imprimir

Dhal de lentejas rojas con brócoli asado y tofu ahumado

Una sopa reconfortante e intensamente deliciosa
Plato Plato principal
Cocina Hindú
Tiempo de preparación 20 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Tiempo total 40 minutos
Raciones 4 raciones
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

Dhal:

  • 200 gr de lentejas rojas
  • 1,5 l de caldo vegetal o agua filtrada
  • 1 cebolla roja
  • 3 dientes de ajo grandes
  • 10 gr de jengibre fresco
  • 1 cc de cúrcuma molida
  • 1 cc de curry en polvo
  • Aceite de oliva virgen extra

Toppings:

  • 1 brócoli mediano
  • 1 cc de copos de chili
  • 1 cc de semillas de comino
  • Pimienta negra molida y sal rosa del Himalaya
  • 100 gr de tofu ahumado

Elaboración paso a paso

Para el dhal:

  1. Pela y corta la cebolla y sofríela a fuego miedo-bajo en una cazuela con un poco de aceite de oliva.
  2. Pasados 20 minutos, cuando la cebolla ya esté blanda, añade el jengibre y los ajos, todo pelado y rallada finamente. Remueve para que se integre y reduce el fuego si es necesario para que no se queme.
  3. Añade las lentejas rojas y mezcla con la ayuda de una cuchara de madera. Espera 5 minutos antes de añadir el caldo o el agua para que las lentejas de impregnen de sabor.
  4. Una vez hayas añadido el líquido, lleva a ebullición un par de minutos, reduce el fuego y deja cocer con la cazuela semi tapada durante 20 minutos.

Para los toppings:

  1. Mientras esperas que se hagan las lentejas puedes preparar los toppings. Empieza por cortar las florecitas del brócoli y lavarlas bajo el grifo con agua fría.
  2. Escúrrelas bien y colócalas en una bandeja cubierta con papel de horno.
  3. Rocíalas con un poco de aceite de oliva virgen, copos de chili y semillas de comino.
  4. Hornea durante 15 minutos a 180º grados.
  5. Para preparar el tofu, sólo debes sacarlo del paquete y secarlo con un paño de algodón o con un poco de papel de cocina.
  6. Córtalo en cubitos y fríelo en una sartén con aceite de oliva hasta que esté dorado. Reserva los toppings hasta que la sopa esté lista.

Para el dhal:

  1. Cuando las lentejas ya estén tiernas y la sopa tenga una textura espesa, añade una cucharadita de cúrcuma y otra de curry en polvo.
  2. Comprueba de sal, corrige si es necesario, y apaga el fuego.
  3. Para servir, divide el dhal en 4 cuencos y decóralos con el brócoli asado, el tofu ahumado, un poco de aceite de oliva y copos de chili rojo.

One Comment


  1. Quina pinta més estupenda!!! m’està demanant a crits que ho facis…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aina Sebastià Martínez.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios CDmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.thefussyeaters.com/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.