Curry de calabaza con tofu ahumado y cacahuetes

No comí curry hasta los 25 años, pero una vez lo probé no hubo marcha atrás. Fue amor a primera cucharada gracias a una receta de Veggie Boogie, y desde entonces he soñado con este plato y lo he cocinado hasta la saciedad. De entre todas las versiones de mi recetario, este curry de calabaza es mi favorito por encima de todos los demás. Quizás sea por la intensidad de las especias, por el toque sedoso de la leche de coco, por el sabor de las hortalizas asadas al horno o por los cacahuetes crujientes recién tostados…¡Me es imposible decidirme!

Curry de calabaza

Si no lo has probado nunca, puede que toda mi efusividad te parezca desproporcionada. Pero lo cierto es que el curry tiene algo que engancha, muchos más que un dhal o un estofado marroquí. Es una receta sencilla que puede ser más o menos elaborada según el tiempo del que dispongas, pero que siempre será un plato reconfortante y sabroso. Además, nos permite aprovechar restos de hortalizas o arroz que nos haya sobrado de otras preparaciones, convirtiéndose en un plato de aprovechamiento muy nutritivo y completo.

¿Pero qué es esto del curry? Si todavía no te he convencido y esto te suena a chino, te diré que el curry es una mezcla de especias originaria de la India. En ese país se utiliza para hablar de cualquier plato acompañado con arroz, como los estofados. Su color puede variar según su composición, que es diferente en cada rincón del país, dando lugar al curry rojo, al verde y al amarillo. Entre sus ingredientes podemos encontrar azafrán, canela, cardamomo, cilantro, clavo, comino, jengibre o pimienta de Cayena, que le dan un toque picante.

Curry de calabaza

Este curry de calabaza podría clasificarse como korma, una versión típica de India y Turquía que se caracteriza por su sabor suave gracias al uso de yogurt o de leche de coco. En la receta tradicional se emplean nueces, almendras o anacardos, a mi me gusta el sabor tostado y cremoso de los cacahuetes. Rocío de Veggie Boogie, en cambio, prefiere añadir pipas de girasol y de calabaza en su receta para conseguir ese toque crujiente. Utiliza los ingredientes que tengas más a mano para personalizar este curry y hacerte tuya la receta.

¿Te animas a probar este curry de calabaza y zanahoria asadas con garbanzos? Comparte tu versión con el hashtag #TheFussyEaters y cuéntame qué tal te ha salido. ¡Tus comentarios siempre serán bienvenidos!

Curry de calabaza y zanahoria asadas con garbanzos y tofu ahumado

Un estofado asiático lleno de sabor y contrastes
Plato Plato principal
Cocina Hindú
Raciones 4 raciones
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

Para el curry:

  • 550 gr de calabaza violín
  • 4 zanahorias
  • 1 cebolla morada
  • 1 rodaja de jengibre
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cs colmada de curry en polvo
  • 400 ml de leche de coco
  • 125 gr de tofu ahumado 1/2 bloque (opcional)
  • 300 gr de garbanzos cocidos (opcional)

Para servir:

  • Arroz integral o basmati
  • Cilantro o perejil
  • Lima el zumo
  • Cayena en polvo

Elaboración paso a paso

  1. Corta la calabaza a cubos del mismo tamaño y la zanahoria a rodajas. Colócalo en una bandeja de horno, aliña con aceite, sal y pimienta negra. Hornea a 180 grados durante 20 minutos o hasta que estén dorados.
  2. En una cazuela, sofríe la cebolla hasta que se vuelva translúcida. Añade agua si empieza a coger color para rehidratarla.
  3. Corta el ajo y el jengibre bien pequeños y añádelos cuando la cebolla esté bien tierna.
  4. Retira las hortalizas del fuego y agrégalas a la cazuela. Mezcla bien con la ayuda de una espátula de madera para que se integren los sabores.
  5. Añade la leche de coco, la parte sólida también, y remueve para que coja temperatura. Cuando esté caliente, añade el curry en polvo, remueve de nuevo y deja cocinar 5 minutos.
  6. Si quieres, puedes añadir legumbres, como garbanzos, y un poco de tofu ahumado. Agrega un par de minutos antes de retirar del fuego y asegúrate que quedan bien integrados con el curry.
  7. Sirve con arroz hervido, cacahuetes recién tostados, un poco de cilantro o perejil y exprime una lima para obtener su jugo cuando el curry todavía esté caliente. Puedes finalizar el plato con un poco de pimienta de cayena en polvo.

Notas de la Receta

Este curry deja enfriar este curry completamente antes de guardarlo en el frigorífico o en el congelador, siempre en un recipiente hermético.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aina Sebastià Martínez.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios CDmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.thefussyeaters.com/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.