Crema de almendras con dos ingredientes

Cuando era pequeña a menudo merendaba tortitas de arroz untadas con crema de almendras y adornadas con un poco de azúcar moreno. Me pringaba todos los dedos de esa mezcla pegajosa y la mitad del azúcar acababa en la mesa, pero era una buena opción sin lactosa para después del colegio. En aquella época, en casa utilizábamos crema de bote que comprábamos en una tienda de dietética, ya que no era un producto muy popular. Desde entonces, las mantequillas de frutos secos han estado siempre presentes en mi dieta, como por ejemplo esta crema de almendras para la que sólo necesitarás dos ingredientes.

Crema de almendras

Aunque cada vez es más fácil encontrar cremas de frutos secos en los supermercados, prefiero prepararla yo misma. No puedo decir que sea una opción más sana, ya que la mayoría de las cremas que se comercializan suelen llevar pocos ingredientes y todos reconocibles. El motivo es más bien económico: comprar almendras, tostarlas y triturarlas en casa es más asequible que comprar el producto ya envasado. De la misma manera lo hago con los cacahuetes o las nueces pecanas, personalizándolas a mi gusto en cada ocasión.

Una crema habitual en mi nevera es la de almendras, rica en vitamina E. Esta vitamina ayuda a proteger nuestro organismo de los radicales libres que causan la degeneración de los tejidos, así como a mantener nuestras células de defensa para evitar infecciones. Además, puede reducir el dolor o la sensibilidad de las mamas durante el periodo menstrual o los días previos a su inicio. En cuanto a las almendras, son buenas para la piel y ayudan a fortalecer huesos y cabello. Por ello son ideales durante el cambio de estación, en las que solemos perder más cabello de lo habitual. Y por si fuera poco, son el fruto seco con más fibra en su composición. ¡Un alimento bien completo!

Crema de almendras

Para prepararla sólo necesitas dos ingredientes y una trituradora potente para conseguir una textura sedosa. Si quieres darle un toque dulce puedes añadirle canela o cacao en polvo, pero yo prefiero mantenerla neutra para utilizarla en todo tipo de combinaciones. Especialmente en mi merienda de cuando era pequeña para recordar antiguos sabores.

¿Te animas a probarla? Comparte tu versión con el hashtag #TheFussyEaters y cuéntame qué tal te ha salido. ¡Tus comentarios siempre serán bienvenidos!

Crema de almendras

Perfecta para untar las tostadas o aliñar tus verduras.
Plato Crema
Cocina Contemporánea
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

  • 500 gr de almendras tostadas
  • 1 cc de sal rosa del Himalaya

Elaboración paso a paso

  1. Coloca las almendras en el vaso de la trituradora y procésalas durante un par de minutos. Con la ayuda de una espátula, retira las almendras de las paredes del vaso y remueve la mezcla para ayudar al proceso. Repite esta acción en intervalos de 2 minutos hasta conseguir un textura sedosa.
  2. Finalmente, añade la cucharada de sal y vuelve a mezcla en la trituradora. Comprueba de sabor y añade más sal si los consideras necesario. Debe ser un toque sutil para que la crema de almendras sirva para todo tipo de recetas.
  3. Una vez obtenida la textura deseada, transfiere la crema a un par de botes de cristal y consérvala en la nevera por un máximo 7 días.

Notas de la Receta

Si no tienes almendras tostadas, puedes utilizar almendras crudas y tostarlas durante 5 minutos a 200 grados o hasta que se doren en el horno.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aina Sebastià Martínez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios CDmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.