Mermeladas

Las mermeladas son una manera fantástica para conservar la fruta y las hortalizas. Estas conservas, que suelen ser dulces, nos permiten comprar grandes cantidades de fruta orgánica de temporada a buen precio y en su punto óptimo, procesarla y almacenarla para disfrutarla el resto del año. Además, en el proceso podemos añadir especias que dan profundidad y nos descubren un abanico de nuevos sabores.

Las mermeladas comerciales contienen altos niveles de azúcares refinados, por lo que no podemos considerarlas saludables. Preparando tus propias conservas dulces, podrás optar por endulzantes naturales como la miel, el sirope de agave o de arce o el azúcar integral de caña. De esta manera, podrás incorporarlas en tu alimentación diaria sin preocuparte.

Porque untar una tostada o rellenar unas galletas nunca fue tan sano y delicioso como con estas mermeladas orgánicas sin azúcar.