Fussy Christmas: Bollitos veganos de Santa Lucía

Durante los años de colegio, Santa Lucía significaba para mi el inicio de las fiestas navideñas. Era una fecha señalada porque todos los niños del pueblo cantábamos canciones en las puertas de las casas a cambio de dulces. Esa misma tarde empezaba la feria de Navidad, donde comprábamos figuritas para el Belén, que montábamos ese fin de semana con todo lujo de detalles. En mi cabeza empezaba la cuenta atrás.

Con el tiempo he seguido teniendo una relación especial con este día, especialmente porque es uno de los más importantes en la cultura sueca que tanto me fascina. Los habitantes de Suecia lo celebran con actuaciones infantiles donde los niños cantan en coros, visten túnicas blancas y coronas de cartón con velas pintadas. Los adultos preparan bollitos de azafrán o lussekatter, que toman con café o un buen tazón de glögg. Bollitos veganos de Santa Lucía

En la receta tradicional, los bollitos de azafrán se decoran con pasas, dos por pieza. Este fruto representa los ojos, ya que Santa Lucía es la patrona de la vista y de los ciegos. De la misma manera, se vincula a la santa con la luz, algo muy celebrado por los que viven los fríos y oscuros inviernos nórdicos. Un simbolismo alejado de lo que este día significa para nosotros, pero un bonito motivo para reunirse y cocinar algo delicioso.

Por eso he hecho mía esta tradición sueca y he preparado unos bollitos veganos de Santa Lucía para este 13 de diciembre.  Una versión sin huevo, sin mantequilla y sin leche con la que consigo unas pastas tiernas y ligeras, sabrosas y fáciles de digerir. Para obtener el característico color amarillo, como me ha sido imposible conseguir azafrán en polvo, he añadido una cucharadita de cúrcuma que también le aporta un sabor delicioso.

¿Te animas a probarlos? Comparte tu versión con el hashtag #TheFussyEaters y cuéntame qué tal te ha salido. ¡Tus comentarios siempre serán bienvenidos!

Bollitos veganos de Santa Lucía

Un dulce tradicional sueco para celebrar Santa Lucía
Plato Postre, Repostería, Snack
Cocina Repostería vegana, Sueca
Tiempo total 2 horas 30 minutos
Raciones 12 bollitos
Autor The Fussy Eaters

Ingredientes

  • 25 gr de levadura fresca
  • 1/4 cc de sal
  • 0,5 gr de azafrán en hebras
  • 1 cc de cúrcuma en polvo
  • 50 gr de aceite de coco
  • 10 gr de tahini blanco
  • 250 ml de leche de avena
  • 100 gr de azúcar de coco
  • 125 gr de yogur de soja natural sin azúcar
  • 400 gr de harina de espelta integral ecológica

Elaboración paso a paso

  1. Desmenuza la levadura en un bol grande.
  2. Derrite en un cazo el aceite de coco y el tahini a fuego lento.
  3. Añade la leche, el azúcar, la cúrcuma y el azafrán y mezcla. Para conseguir integrar el azafrán completamente, tritura la mezcla con un turmix o una procesadora de comida.

  4. Una vez triturado devuélvelo al cazo y cuando la mezcla esté a unos 37 grados (que puedas introducir el meñique sin quemarte), viértelo encima de la levadura. Si los líquidos están demasiado calientes el efecto de la levadura se anulará y no subirá la masa.
  5. Incorpora el yogur de soja y remueve para que te integre.
  6. Añade la harina de forma progresiva y mezcla con una cuchara de madera hasta que puedas amasar con las manos.
  7. Trabájala en una superficie enharinada hasta formar una bola. Colócala en un bol, tápala con un paño seco de algodón y déjala reposar durante una hora aproximadamente o hasta que doble su tamaño.
  8. Una vez pasado este tiempo, vuelve a trabajar la masa en la superficie enharinada y divídela en 12 bolitas de unos 75 gr cada una. Con la manos, estira las bolitas en forma de cilindro y enrolla las puntas, una hacia dentro y la otra hacia fuera, para conseguir la forma original de los bollos. También puedes hacer trenzas o darles forma de gafas.
  9. Colócalos en una bandeja cubierta con papel de horno y un poco separado. Quizás necesitarás dos bandejas para tener especio suficiente. Cubre con un paño seco de algodón y deja reposar durante 30 minutos más.
  10. Pasados los 30 minutos del segundo reposo los bollitos habrán vuelto a crecer. Con la ayuda de un pincel de cocina, barnízalos con un poco de leche vegetal. Si quieres añadir pasas a tus pastas ahora es el momento de colocarlas.
  11. Calienta el horno a 220 grados y hornea los bollitos durante 5.8 minutos o hasta que empiecen a dorarse.
  12. Deja que se enfríen antes de probarlos.

Notas de la Receta

Puedes congelarlos en un recipiente hermético o calentarlos en la tostadora al día siguiente para que estén tiernos y calientes.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aina Sebastià Martínez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios CDmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.