• Libros Mayo Aina Sebastià
    Libros

    Lecturas de mayo: Douglas Kennedy, Laura Ferrero, Brit Bennett y Kent Haruf

    Si abril me pareció una maravilla, este mes lo ha desbordado. Los libros de mayo han sido cuatro lecturas completamente diferentes: he leído autores americanos y barceloneses con potentes historias sobre racismo, el poder del azar, el perdón y la soledad en los últimos años de nuestra vida. Cada una ha sido tanto intensa que, en mi memoria, este mes de mayo ha tenido tantas fases como la Luna. A la recerca de la felicitat, de Douglas Kennedy A medianos de abril la Editorial Univers se puso en contacto conmigo: querían mandarme su último libro para hacer una pequeña colaboración en Instagram. Así que “A la recerca de la felicitat“,…

  • Mayo Aina Sebastià
    Journal

    Mayo/21: feliz veintitodos, lecturas y amor propio

    Parece que mayo empezó en otra vida. A finales de abril pensé “este mes es el momento para que pasen cosas, siento que todo está a punto de empezar”. Como si millones de oportunidades se hubieran estado conteniendo hasta este momento. Y así ha sido. Un mayo de encuentros, quedadas, lecturas, pequeñas escapadas y planes de futuro que cada vez parecen estar más cerca. Feliz veintitodos para mí Aun recuerdo la tristeza que sentí cuando cumplí 20 años. Empezaba mi edad adulta con la sensación de no haber aprovechado bien el tiempo, pero sin saber tampoco como arreglarlo. Un sentimiento, el de desconcierto, que he arrastrado conmigo durante buena parte…

  • cambio de armario
    Moda sostenible

    Cambio de armario sostenible

    Con el buen tiempo llega el momento de hacer el cambio de armario: desempolvar los vestidos de verano y guardar los gruesos jerséis de lana hasta el próximo otoño. Durante muchos años me tomaba este momento como una excusa para ir de compras, para ponerme al día con las tendencias y actualizar mi estilo. Pero ahora intento que sea un proceso lo más sostenible posible. ¿Qué significa hacer un cambio de armario sostenible? Para mí, un cambio de armario sostenible consiste en hacer una transición consciente y meditada de una temporada a otra, atendiendo a mis necesidades reales e intentando tener el menor impacto medioambiental posible. Para realizar este proceso…

  • Delta de l'Ebre
    Journal

    Abril/21: vacaciones, nuevas librerías y amistades adultas

    Marzo fue el mes de la desaceleración: empecé a coger el gusto a la vida lenta y tranquila, a desayunar tarde y a leer mientras tomaba el sol en el balcón. Pero esta paz mental no duró mucho, porque abril llegó para dinamitarlo todo y ponerme de nuevo en órbita. Nuevas librerías que visitar, lecturas conjuntas a través de WhatsApp, planes en Barcelona con amigas-de-la-edad-adulta, viejos proyectos que se reactivan… Abril ha sido como despertar tras el letargo hibernal. Unos días de paz Empezamos el mes de vacaciones. Cuando todo el mundo volvía cabizbajo de disfrutar de la Semana Santa fuera de Barcelona, nosotros cogíamos la AP-7 y huíamos dirección…

  • libros abril
    Libros

    Las lecturas de abril: Naoise Dolan, P. Radden Keefe y Andrea Camilleri

    ¡Qué placer de mes! Abril ha sido una maravilla, literariamente hablando. He leído tres lecturas completamente diferentes: una primera de realismo millennial, un género que quizás próximamente conseguirá entidad propia; seguida de uno de los mejores libros de no ficción sobre el conflicto del Norte de Irlanda jamás publicados; y terminando por un reencuentro muy dulce con uno de mis escritores favoritos y su incombustible Comisario Montalbano. Sí, estos libros de abril han sido un auténtico deleite. Días apasionantes, de Naoise Dolan Este mes empecé por la lectura de El Club Bovary. Aunque nuestro encuentro no iba a tener lugar hasta mediados de mayo, no podía esperar para empezar a…

  • Chia pudding de fresa
    Desayunos veganos

    Chia pudding de fresas con yogur

    Recuerdo en el colegio un par de compañeras que venían a clase sin desayunar. No comían ni una galleta, ni un poco de zumo, ni un simple vaso de leche. Nada. Para mí, que tomaba mi porridge o mis cereales religiosamente, aquello era una atrocidad. No entendía como no desfallecían en mitad de la lección de matemáticas, mientras mis tripas pedían intransigentemente un pedacito del bocadillo del recreo a pesar de haber desayunado pocas horas antes. Quizás porque crecí con la indiscutible consigna de que “el desayuno es la comida más importante del día“, nunca he sido capaz de salir de casa sin comer nada. Hasta el punto que ir…